¿Qué fue del “vídeo DSLR”? ¿Qué más te da? No lo echarás de menos.

Un poco de honestidad brutal para empezar. Si lo que quieres es grabar vídeo, este es el mejor uso que le puedes dar a una DSLR hoy en día. Y si ya la tienes, haz fotos con ella, que para ESO sí se diseñó (y se nota).

Aupadas a la popularidad por la posibilidad de grabar vídeo a un relativo bajo coste en relación con el aspecto que permitían sus sensores de gran tamaño, las DSLR gozaron de unos años de gran repercusión y cambiaron el mercado videográfico para siempre en un momento en que suponían -a pesar de sus enormes handicaps, insisto- la única manera de obtener ese look “cinematográfico” sin dejarse un riñón. Ese momento pasó. Por fortuna ya podemos elegir entre un abanico muchísimo más amplio, lo que significa que las DSLR se han visto superadas en todos los sentidos por una miríada de cámaras más ergonómicas, prácticas, avanzadas y rentables que, no obstante, nunca hubieran visto la luz del día de no ser por aquellas. El propósito de este artículo no es otro que el de dejar claro lo que debería ser evidente, y parece que eso sólo se puede alcanzar en este tema a martillazos. Así que no esperéis corrección política, ni paños calientes en lo que viene a partir de esta línea. Vamos a ser claritos, directos y abiertamente soeces porque hay tanta mentira acumulada en el sector que lo pide a gritos.

La Canon Cinema EOS 1D C es, por el momento, la DSLR con funciones de vídeo más avanzada (y tampoco es que sea el Santo Grial). Pero en su caso específico, es imposible justificar su elevado precio, aún después de las numerosas “rebajas” que ha sufriddo.

Si atendemos a la verdadera naturaleza de las DSLR (Digital Single Lens REFLEX), el empleo de tecnología mecánica de precisión basada en la reflexión de la imagen mediante espejos, observaremos que la mayor evolución en ese aspecto de los últimos 15 años ha sido el aumento de la velocidad de ráfaga de 10 a 12 fps. Un avance que afecta únicamente a su condición de cámaras fotográficas (parece mentira que haya que seguir -a estas alturas- recordando que eso es lo que son) y solamente en su tope de gama. El resto de las mejoras introducidas en ese lapso de tiempo -enorme en términos comerciales- han sido electrónicas -y las funciones de vídeo entran dentro de esta categoría. Es decir, que no son aplicables en exclusiva a las DSLR sino que cualquier otra cámara es susceptible de incorporarlas sin requerir el lastre -en dimensiones y peso- que supone la necesidad de contar con el mentado sistema de espejos y prismas para el visionado de la imagen. 

Ejemplo evidente de una alternativa razonable y pragmática al vídeo DSLR: La Canon Cinema EOS C100 MK II exhibe un diseño bien pensado para el uso prolongado cámara en mano, micrófono estéreo incorporado, entradas profesionales de audio XLR, tres excelentes filtros ND ópticos, peaking, magnifying, monitor forma de onda, vectorscopio, curva de gamma logarítmica y un sensor S35 sin sobrecalentamientos con velocidades de lectura que evitan en la mayoría de los casos el aliasing y el subsiguiente moiré. Combinada con un grabador externo como el Atomos Ninja 2 o el Ninja Samurai permite grabar en ProRes 422 por su salida limpia de HDMI y puede trabajar sin adaptadores con todas las ópticas EF, tan difundidas en el mercado de bajo coste, así como con las CN-E, las CP.2 o las Xenon. Además incorpora el sistema de enfoque automático "Dual Pixel CMOS AF", que nos permite rodar con rapidez y suficiente fiabilidad en aquellos casos en que no podemos permitirnos el enfoque manual. Incluso sumando el precio del grabador mencionado sigue siendo más barata que adquirir una DSLR de gama media, si entendemos que esta última precisa estativos, mandos de foco, EVF, micro-grabadores externos y filtros ND independientes (para cada diámetro de los objetivos) para ser comparable con la C100 MK II. A pesar de que su pantalla LCD no está situada -ni de lejos- en la mejor posición del mundo la realidad es que esta -como alguna otra cámara parecida- es una solución más RENTABLE y mucho más cómoda para hacer vídeo que cualquier DSLR, en especial cuando se trata de realizar reportaje documental y se necesita rodar con velocidad y llamar poco la atención. Lo demás es "literatura" falsa e interesada... El que quiera entender, que entienda.
Ejemplo evidente de una alternativa razonable y pragmática al vídeo DSLR:
La Canon Cinema EOS C100 MK II exhibe un diseño bien pensado para el uso prolongado cámara en mano, micrófono estéreo incorporado, entradas profesionales de audio XLR, tres excelentes filtros ND ópticos, peaking, magnifying, monitor forma de onda, vectorscopio, curva de gamma logarítmica y un sensor S35 sin sobrecalentamientos con velocidades de lectura que evitan en la mayoría de los casos el aliasing y el subsiguiente moiré.
Su punto débil es la grabación interna en AVCHD, pero combinada con un grabador externo como el Atomos Ninja 2 o el Ninja Samurai permite grabar en ProRes 422 por su salida limpia de HDMI y puede trabajar sin adaptadores con todas las ópticas EF, tan difundidas en el mercado de bajo coste, así como con las CN-E, las CP.2 o las Xenon.
Además incorpora el sistema de enfoque automático “Dual Pixel CMOS AF“, que nos permite rodar con rapidez y suficiente fiabilidad en aquellos casos en que no podemos permitirnos el enfoque manual.
Incluso sumando el precio del grabador mencionado sigue siendo más barata que adquirir una DSLR de gama media, si entendemos que esta última precisa estativos, mandos de foco, EVF, micro-grabadores externos y filtros ND independientes (para cada diámetro de los objetivos) para ser comparable con la C100 MK II. A pesar de que de momento la resolución 4K no es uno de sus características la realidad es que esta -como alguna otra cámara parecida- es una solución más RENTABLE y mucho más cómoda para hacer vídeo que cualquier DSLR, en especial cuando se trata de realizar reportaje documental y se necesita rodar con velocidad y llamar poco la atención. Lo demás es “literatura” falsa e interesada… El que quiera entender, que entienda.

Todos los fabricantes con pretensiones medianamente serias en el mercado del vídeo presentan ahora -en sus respectivos catálogos- cámaras cuyas funciones y rentabilidad son más adecuadas para nuestro segmento que las de cualquier DSLR existente. De hecho, ni Sony, ni Panasonic, ni Canon (por poner el ejemplo de las tres empresas más conocidas que trabajan desde hace años tanto en el sector fotográfico como en el videográfico/cinematográfico) albergan el menor deseo de fagocitar sus productos de vídeo con cámaras réflex. Con respecto a las CSC (“cámaras compactas de sistema“, esto es, con obturador electrónico y sin espejos pero con ópticas intercambiables), tampoco habían dado motivo de gran algarabía hasta hace poco.  Las mayores excepciones a esta regla -en la actualidad- son la Panasonic Lumix GH4, que según la denominan los cachondos de Panasonic es una DSLM (Digital Single Lens Mirrorless), la Samsung NX1, la Olympus OM-D E-M5 Mark II y la Sony α7S. Los avances que se presentan en otros modelos “híbridos” se pueden medir en micras (velocidades de enfoque aparte) y su ergonomía -en algunos casos- no es la adecuada ni para hacer fotos (que ya tiene h…).

Las prestaciones de vídeo de la Nikon D810 la situarían, sin lugar a dudas, a la vanguardia de las cámaras DSLR con esa funcionalidad… si estuviéramos en 2009.

Tampoco hay avances significativos entre aquellos otros fabricantes de DSLR que no cuentan con gama de vídeo. El caso de Nikon -pionera en la función de vídeo DSLR con su D90- es especialmente doloroso ya que su comportamiento generalizado oscila entre la indolencia y el desprecio. Que en su modelo tope de gama (la D4s) el vídeo sea de peor calidad y contenga más artefactos que el de sus DSLR de entrada de gama es incomprensible. Puede parecer lógico que las dos marcas más fuertes del mercado réflex (Canon y Nikon) estiren lo máximo posible la vida comercial de este tipo de cámaras (que desde el punto de vista de su concepto empiezan a resultar obsoletas incluso en fotografía) añadiendo novedades a cuentagotas mientras aquellos que apenas tienen cuota en ese segmento se centren en innovar en las CSC. Que la D810  sea más de lo mismo a estas alturas es una cosa, pero lo de la D4s (en vídeo) es involución. Eso es harina de otro costal.

La Sony EA50, quizá la cámara de bajo coste y sensor grande más adecuada para rodar vídeos de eventos, corporativos, industriales, etc... y que por desgracia es desconocida por la mayoría de las empresas de producción de este tipo de vídeos (puede que este sea un como efecto secundario de la gran -merecida- repercusión que han tenido sus hermanas mayores más pensadas para cinematografía digital -FS700R, F5 y F55-). Mucho más cómoda para llevar al hombro que cualquier DSLR sin estativos ni zarandajas y con todas sus funciones principales accesibles en el exterior sin necesidad de entrar en el menú.
La Sony EA50 es una cámara de bajo coste y sensor grande más adecuada para rodar vídeos de eventos, corporativos, industriales, etc… por desgracia es desconocida por la mayoría de las empresas de producción de este tipo de vídeos (puede que sea un efecto secundario de la gran -merecida- repercusión que han tenido sus hermanas mayores más pensadas para cinematografía digital -FS700R, FS7, F5 y F55- que han “tapado” a esta buena cámara). Es mucho más cómoda para llevar al hombro que cualquier DSLR, sin estativos ni zarandajas y con todas sus funciones principales accesibles en el exterior sin necesidad de entrar en el menú. Lamentablemente ha pasado el tiempo en el limbo de los justos, el toro le ha pillado y empieza a estar bastante desfasada para las necesidades actuales. Una auténtica pena.

Además de las marcas mencionadas, nuevos actores se han incorporado al universo de las cámaras de vídeo de bajo coste con prestaciones netas muy superiores a las DSLR. Blackmagic, proveniente del mundo de la postproducción, es el paradigma (con cinco modelos que han causado furor por la facilidad con que se trabaja con sus archivos en la edición, la composición y el etalonaje). Me gustaría poder decir lo mismo de la calibración de sus sensores o de su utilidad en el rodaje, pero aún les quedan muchos flecos por apurar (empezando por el absurdo diseño de sus BMCC y BMPC 4K, que no tiene el menor sentido práctico).

Blackmagic Pocket Cinema Camera
La Blackmagic Pocket Cinema Camera, en rigor, no deja de ser una CSC (aunque sin funciones fotográficas). No es para tirar cohetes pero no encontrarás nada parecido por su precio.
Blackmagic Cinema Camera
Blackmagic Cinema Camera. Excelente relación calidad-precio lastrada por una falta de ergonomía ABSURDA y el retraso en una serie de actualizaciones de firmware prioritarias que TARDARON SIGLOS en llegar al consumidor. Alguna sigue pendiente.
Blackmagic Production Camera 4K
Blackmagic Production Camera 4K. Sus altísimos níveles de ruido, el rango dinámico útil mucho más reducido de lo que nos dice el fabricante y sus numerosos defectos de calibración (incluso después de revisarla y reajustarla) la convierten en un modelo tan barato como lamentable. La calidad de imagen no es siquiera comparable con el modelo 2.5K con el que nació la gama. La peor de las BMD con diferencia -por el momento.
Hasta la Blackmagic URSA, sale a un precio más rentable que una DSLR de gama media si incluimos los accesorios de turno. Y sólo pesa 7,5 jodidos kilos (el cuerpo). Por otro lado, uno se pregunta cuál es el motivo por el cuál para una vez que Blackmagic se decide a presentar una cámara que se puede portar al hombro no incluye un visor. Operar cámara en hombro con una pantalla de 10 pulgadas no es lo que uno entiende por “cómodo”. En fín…

Tanto la minúscula Blackmagic Pocket Cinema Camera, como la Blackmagic Cinema Camera 2.5K, la Blackmagic Production Camera 4K y la Blackmagic URSA. son capaces de grabar en RAW o en formatos de compresión estandarizados en postproducción (el omnipresente ProRes 422 HQ) de calidad y eficiencia muy superiores al AVC/H.264, presente (en alguna u otra variación) en casi todas las DSLR. 

Ni siquiera el popular hack de Magic Lantern para extraer RAW de la gama EOS de Canon las convierte en cámaras mas apropiadas para grabar vídeo que las alternativas que aparecen en este artículo, ya que todos los demás inconvenientes habituales de una DSLR persisten y son legión. Queda -para algunos- la salvedad de que el tan manido recurso al desenfoque extremo de los fondos sólo se puede conseguir con sensores de 36x24mm. habituales en las DSLR de double frame.

ENFOQUE

Llegados a ese punto, seamos honestos. El mejor foquista del universo conocido es incapaz de salvar de forma solvente el foco de una toma en movimiento con actores también en movimiento y el diafragma abierto a T1.2 y quien diga que lo hace miente como un bellaco. A ver si nos queremos enterar de que tanto raspado de foco sin justificar, basado en el estúpido mantra de que “queda bonita” una imagen en la que a un entrevistado que no se mueve de su silla no se le vea bien enfocado más allá de unos segundos, provoca en el espectador una inflamación genital del tamaño de la catedral de Burgos. Así que “menos lobos” y -a ser posible- menos chapuzas que luego se intenten disfrazar de transgresiones intencionadas.

 
Panasonic Lumix GH4. ¿De verdad era necesario mantener la ergonomía de una cámara de fotos en este modelo -repleto de ventajas para la grabación de vídeo- teniendo en cuenta que NADIE va a comprarla por sus -dignas pero discretas- bondades fotográficas?
Sony α7S. Con un rendimiento excepcional en bajas luces y muy poco ruido a valores de ISO enormes (sin duda debido al gran tamaño de sus fotodiodos)  presenta un “efecto gelatina” considerable, pero se puede recortar la captación de imagen al equivalente a un sensor APS-C y amortiguar ese fenómeno. Cuando se combina con un monitor/grabador te permite extraer todo su potencial, que es mucho más del que parece a simple vista. Entre las opciones tenemos al hiper-publicitado Atomos Shogun, que cumple en un rodaje básico y sin mayores complicaciones. Sin embargoo -dejémoslo claro- es el peor producto de Atomos en relación calidad-precio. Cuando quiero un trozo de plástico cutre y una pieza externa que se puede soltar en cualquier momento me compro un Kinder sorpresa y no un monitor, así que prefiero con mucho el Convergent Design Odyssey 7Q+ que está`pensado para rodar en cualquier condición, combinando con otras cámaras PROFESIONALES (HD-SDI mediante) y afrontando prisas, traslados bruscos, sustos y pequeños golpes de la vida real (y no es un producto de puro marketing que se pueda derretir en la delicada mano enguatada de Mary Poppins). Puede decirse que esta es la cámara fotográfica con mejores funcionalidades de grabación de vídeo en estos momentos. Al igual que con la GH4 cuesta entender un hecho obvio… ¿Por qué ese cuerpo si no la va a comprar para hacer fotos ni Cristo? (ya existe la α7II para esos menesteres). Misterios de los japoooos…
La Samsung NX1 tiene la peculiaridad de permitir la grabación con el códec H.265 -extremadamente eficiente- aunque aún estupor ver si responde de verdad a las expectativas en términos de calidad de imagen
La Samsung NX1 tiene la peculiaridad de permitir la grabación con el códec H.265 -extremadamente eficiente- aunque aún está por ver si responde de verdad a las expectativas que la marca presenta sobre el papel en términos de calidad de imagen. Porque hay precedentes…. dudosillos. Confío en que esta vez vayan en serio.
Olympus OM-D E-M5 Mark II

La Olympus OM-D E-M5 Mark II es quizá la cámara fotográfica con mejor estabilización en vídeo. Algo crucial cuando uno tiene que grabar durante horas con cámaras diminutas pensadas para otro cometido. Sus avances en vídeo son menos “espectaculares” que los de otras CSC y llega la última a la fiesta, pero no creo que desmerezca en absoluto si las cosas se han hecho tan bien como parece.

Para aquellos que sigan prefiriendo tener una única herramienta para realizar fotos y vídeo simultáneamente en su día a día  laboral -y cualquiera que lo haya intentado sabe que esa idea (tan bonita sobre el papel) no es más que una falacia y que su aplicación resulta incómoda y enervante en el mundo real– las opciones más rentables son las CSC ya mencionadas. La Sony α7S, la Samsung NX1 y la Panasonic Lumix GH4 cuyas funciones y características (incluyendo la grabación en QFHD/4K) también están muy por encima de las de cualquier réflex. Hasta la más modesta (desde el punto de vista de la grabación de vídeo) Olympus O-MD E-M5 MkII barre a la mayoría de las DSLR en prestaciones y cuenta con un excelente sistema de estabilización en 5 puntos. Y si en la GH4 incluimos su empuñadura opcional en la ecuación, obtenemos una conectividad que puede entenderse como profesional a todas luces (algo a lo que ni siquiera la 1D C puede aspirar).

Arri Amira

La consideración más decisiva y que se ha soslayado durante demasiado tiempo es la salud del operador. No nos engañemos. No existe ninguna herramienta más importante que la espalda, la cadera, los hombros y las rodillas de la persona que tiene que llevar la cámara. Y esto es así porque su longevidad como profesional va a depender de ellas. TODO LO DEMÁS ES SECUNDARIO POR MUY “COOL” QUE NOS PAREZCA. 

Me paso la vida viendo a jóvenes operadores autoconvenciéndose de que una cámara farragosa y ortopédica -siempre que esté de moda en ese momento- es ideal para ellos -una vez que la acompañen de un aparatoso estativo, monitores externos, micros ajenos a cámara y demás parafernalia destroza-vértebras. Les miro con enorme congoja mientras puedo leer sus mentes -transparentes- pensando: “Sí, sí, creo que podré aguantar el peso sin problema y seguro que el centro de gravedad se equilibra mejor si le dedico algún tiempo. Todos hemos pasado por esa fase y todos nos creemos a esas edades que semejantes errores no nos van a pasar factura. ¡Pero vaya si lo hacen! Claro que tampoco me vale emplear un cuerpo de cámara con una ergonomía excelente si el sensor de cámara se ha adquirido en un un rastrillo (como parece ser el caso de la “prometedora” AJA CION que ha resultado tener menos latitud que un móvil cutre, cutre…) Pero hay un equilibrio perfectamente posible entre una cosa y la otra (desde luego, Blackmagic y AJA son el ejemplo perfecto de empresas -recién incorporadas a la fabricación de dispositivos de captación de imagen- que intentan abaratar sus cámaras encargando sensores “a granel-no diseñados específicamente para tales dispositivos- con especificaciones sub-estándar y demuestran tener un control de calidad MUY INFERIOR en la fabricación de sus cámaras que en los otros productos que trabajan (algunos de los cuales son excelentes). Diría eso de “zapatero a tus zapatos“, pero no sería cierto. Estas cámaras no son mejores porque sus fabricantes no quieren, y no porque no tengan acceso a la tecnología o la ingeniería necesarias)

Una “steady” para DSLR sólo apta para semidioses asgardianos

Es nuestro instinto el que nos dice LA INCÓMODA VERDAD que no queremos reconocer. Ningún estativo es mágico ni equilibra el centro de gravedad de una cámara cuya ergonomía esté pensada para otra función distinta (fotografía) o haya sido diseñada por una persona con graves problemas de salud mental (BMCC/BMPC/FS700R)

Estativo incorporado en la Sony PXW-FS7 compuesto únicamente de barras y empuñadura. No es necesario mucho más (salvo mejorar el soporte de hombro) para tener una cámara perfectamente equilibrada sin artefactos sacados del averno.
Estativo incorporado en la Sony PXW-FS7 compuesto únicamente de barras y empuñadura. No es necesario mucho más (salvo mejorar el soporte de hombro) para tener una cámara perfectamente equilibrada sin artefactos sacados del averno..

 

Sony ya ha anunciado en el NAB 2014 un adaptador para trabajar en ENG/documental con sus PMW-F55 que permiten tener todos los controles al alcance de la mano y un soporte de hombro perfectamente equilibrado.. La demanda de mejor ergonomía empieza a ser abrumadora y los fabricantes no deben ignorarla.
Sony anunció en el NAB 2014 un adaptador para trabajar en ENG/documental con sus PMW-F5/F55 que permiten tener todos los controles al alcance de la mano y un soporte de hombro perfectamente equilibrado.. La demanda de mejor ergonomía empieza a ser abrumadora y los fabricantes no deben ignorarla.

Los estativos resultan prácticos sólo con cámaras bien equilibradas (como las Sony F5/F55 o la Arri Amira, que juegan en ligas muy superiores a aquellas objeto de este artículo y son, por consiguiente, mucho mas caras) en cuyo caso -además- no ocupan apenas espacio y contienen los mínimos elementos necesarios. Para el resto son tan sólo apaños o parches y -la mayoría de ellos- una auténtica mierda.

Cinemecanix, C1-Pro Rig

Los únicos que conozco que compensan de verdad el centro de gravedad de cualquier cámara son los de Cinemecanix, aunque resultan tan enormes como un tren de mercancías y te hacen preguntarte para qué te molestaste en usar una cámara pequeña si luego la ibas a montar en semejante mamotreto.  El ajuste y desajuste de un estativo ralentiza de forma considerable el rodaje.

¿Quién me mandaría a mí meterme en este berenjenal?¿Quién me mandaría a mí meterme en este berenjenal?

Así las cosas, con resoluciones REALES inferiores al estándar de HD, calentamiento del sensor, staccato exagerado, moiré, efecto gelatina galopante, límites en el tiempo de grabación, ergonomía no pensada para hacer vídeo, compresiones que destrozan la calidad de imagen original (en particular afectan al rendimiento de color) y tamaños de sensor que ya han sido igualados por las cámaras de vídeo de verdad… ¿por qué se siguen usando en España (aunque cada vez menos) cámaras DSLR para hacer vídeo en (determinados) segmentos profesionales?

El sufrido operador de video, antes y después de tener que realizar su trabajo con una DSLR sin ningún tipo de accesorio.
El sufrido operador de video, antes y después de tener que realizar su trabajo con una DSLR sin ningún tipo de accesorio.

En rigor, esta es una pregunta más adecuada para expertos en medicina forense. Pero intentaré responderla en la medida de mis posibilidades. Ocurre esto por el desconocimiento de las alternativas. No es tanto un problema de los operadores (quien más quien menos ya ha pagado la novatada con creces) como de las personas responsables del desembolso económico en la productora o empresa de turno, que no son capaces de ver que la mera comparación de precios entre cuerpos de cámara es muy engañosa y que es en los accesorios donde van a tirar el dinero. También es debido a aquellos que aunque estén avisados de estas contradicciones -y con tal de ahorrarse tres putos duros- creen que sus empleados podrán hacer un trabajo suficientemente bueno sin ningún tipo de accesorios (se ve que saben más que todos los profesionales que llevan desde 2008 tomando antiinflamatorios como consecuencia de tan funestas decisiones) con el subsiguiente esfuerzo del espectador por evitar el vómito ante tanto tembleque, rascado de foco y audio paupérrimo. Sucede así porque la España de pandereta y bombo, que confía en la mediocridad y la cutrez como solución barata de compromiso, sigue hoy tan vigente como en los tiempos que retrataban Berlanga y Azcona con gran lucidez y claridad meridiana.

El único tipo de vídeo para el que una DSLR era hasta hace poco la elección más idónea es el generado a partir de un time-lapse (y no olvidemos que, al fin y al cabo, hablamos de una técnica fotográfica para la cual una cámara de estas características está perfectamente preparada). No obstante, una vez más, las mejores CSC no le van a la saga en ese sentido y además no necesitan ese artefacto  que empieza a oler a rancio llamado obturador mecánico. No faltando mucho veremos como las propias DSLR prescindirán de esa pieza (ya se ha hecho más de un anuncio oficial de que así será).

Lo cortés, no obstante, no quita lo valiente El colmo de la paradoja es que los usuarios llevamos años quejándonos de las limitaciones de las cámaras fotográficas a la hora de grabar vídeo y pidiendo que se aplicaran sus pocas ventajas en auténticas cámara de vídeo. Y ahora que los fabricantes lo han hecho, nos quejamos de que cada vez que una nueva DSLR sale al mercado sus funciones de vídeo no evolucionan y esos avances se limitan a dichas cámaras de vídeo. ¡Si es que no hay quién nos entienda! Con todo, como el mundo no va a cambiar de la noche a la mañana y se mantendrá achatado por los polos, sigue siendo conveniente que recordemos las numerosas limitaciones de las DSLR y de qué forma se les puede sacar el mejor partido posible, por si nos toca lidiar con ellas. Eso sí, evitadlas en la medida de lo posible, que estáis avisados del coñazo que os espera. 

PD: ¿Qué por qué hay tantos “periodistas especializados” que siguen llamando “DSLR” a cualquier cámara fotográfica CSC que no emplea espejos y le arman la picha un lío a todo el mundo? Supongo que porque no nos quejamos lo suficiente de sus paletadas. Que conste que yo hago lo que puedo para recordárselo. Echadme un cable en esto, coño… que es por el bien común ;-) 

La sugerencia de Blackmagic para que aún le exprimamos el jugo a nuestra DSLR en vídeo. Me reservo los comentarios...
La sugerencia de Blackmagic para que aún le exprimamos el jugo a nuestra DSLR en vídeo. ¿En serio no es más lógico comprar la URSA entera y guardar la réflex en un cajón? Bueno, vista la pésima calidad del sensor de URSA… me reservo los comentarios…
About these ads

16 pensamientos en “¿Qué fue del “vídeo DSLR”? ¿Qué más te da? No lo echarás de menos.

  1. Hola Julio, me gustaría preguntarte sobre a qué te refieres cuando hablas de pobres prestaciones en vídeo cuando te refieres a la A7. ¿Es peor que las series anteriores de Sony?
    En general estoy de acuerdo contigo en lo inapropiado de las cámaras de fotos para trabajar con vídeo . En alguna ocasión me ha tocado trabajar con alguna de ellas y son un verdadero calvario , pero no obstante, hay una utilidad de reciente aparición en la que siguen siendo especialmente útiles como es el vídeo y la fotografía aéreas. Yo soy uno de esos locos empeñados en poner una cámara en el aire montada en ingenios voladores manejados por radiocontrol y el tamaño y peso de las cámaras son fundamentales para este cometido. Además también es importante que sean baratas , porque quieras que no a veces estos aparatos se caen (lo digo por experiencia). Actualmente utilizo para este cometido una Sony Nex 5R y sigo con interés la evolución de este tipo de cámaras , así como de otras similares e reciente aparición como la Panasonic GM1 y por supuesto la GH4. Aunque no tengo especial interés en la Sony A7 en concreto , si me interesa saber tu opinión sobre cómo evolucionan las prestaciones en vídeo de este tipo de cámaras , especialmente la A6000 de Sony de reciente aparición y con características interesantes como la salida limpia por HDMI. ¿Tienes alguna referencia sobre la evolución de la A6000 respecto a sus anteriores versiones Nex6, Nex7, Nex5R? ¿Qué me puedes comentar sobre este tema?
    Un saludo y gracias.

    • Hola Willy:

      La A7 en particular está lastrada por un procesado de video penoso y un moiré muy notable (mucho más que en los otros modelos que mencionas). Con el lanzamiento de la A7s confío en encontrarnos con un cuidado muy superior en el aspecto del vídeo

      Precisamente por las condiciones del uso de drones prefiero usar cámaras que me permitan ajustar bien en pospro posibles sobreexposiciones en grabación sin ruido y artefactos varios y busco cámaras que graben directamente en codecs de buena calidad o directamente en RAW, a ser posible sin necesidad de conexiones externas. Para mi, la cosa estaría entre la Blackmagic Pocket Cinema Camera y la Panasonic GH4.

      Saludos.

    • No es ninguna sorpresa, pero tampoco es para tirar cohetes. Si nos atenemos a la regla general con los fabricantes, veo muy poco probable que caiga en mis manos esa cámara en concreto. La que enviarán con seguridad es la α7S.

  2. Pingback: Vídeo: Test HD-DSLR Canon EOS 5D MK II (1) | Julio Gómez

  3. Pingback: Estilo de imagen CineStyle de Technicolor para vídeo DSLR con cámaras Canon EOS | Julio Gómez

  4. Pingback: ¿QUE FUE DEL DSLR VIDEO? | Caveprol

  5. Me ha encantado, eres super macarra!!!!! Aun asi pienso que esta evolucion y la entrada de tecnologia barata, nos ha beneficiado en aprendizaje/reciclaje y nos ha perjudicado porque creo que nunca volveremos a cobrar lo que cobrabamos por Bolo….Echale que con unos 6.000Euros y cuatro programas LITE, te compras un equipo con el que se pueden hacer muchas cosas, da super margen para tirar el precio y a esos que dices tu que hay que recordarles que no todo son DSLR´s, les parece que la imagen se ve de maravilla…en fin, un futuro muy negro para los profesionales del audiovisual y mientras tanto los fabricantes se forran haciendo baratijas…. Un saludo!!!!!

    • Habrá un articulo al respecto de todo lo del NAB en breve. De momento y teniendo en cuenta que no la he podido probar a fondo estas son mis conclusiones:

      – Como ya ocurriera en modelos anteriores, incluyendo los peores, los tonos medios en general y los tonos de piel en particular son muy agradables y están bien conseguidos. Además, salta a la vista, que la latitud ha mejorado en este caso. ¿Cuánto? No podría decirlo con exactitud, por ahora. Otra buena noticia es el obturador global, con el que evitaríamos el efecto gelatina por completo. La URSA Mini permite grabar hasta a 60 fps en 4K o hasta 120 fps en Full HD

      – El cuerpo de aleación de magnesio es muy similar al de la URSA sólo que su tamaño es menor (lo de Mini quizá es un poco exagerado cuando es mayor que el de una Sony PXW-FS7). Por fortuna, su peso es MUY INFERIOR al del modelo precedente (algo menos de dos kilos y medio frente al ladrillo de su hermana mayor) lo que facilita poder usarla al hombro -para lo que se supone que está diseñada- con el correspondiente accesorio (que cuesta unos 395€ y es imprescindible). La ergonomía es perfectamente aceptable y aunque con una óptica fija de cine se nota el peso en la parte delantera -exactamente igual que en todas las demás cámaras de ese rango de precios- es fácilmente compensable con una batería V-Lock o Anton Bauer, adaptable mediante otro accesorio (no olvidéis tener una calculadora a mano).

      – La empuñadura y su brazo resultan fundamentales para la estabilidad de la cámara. En los modelos que probé (lo que no significa que vaya a ser así en los que se pongan a la venta) el tacto no es el más cómodo del mundo, el diseño y los materiales de la empuñadura recuerdan más a un Cine-Exin que a una cámara profesional y la barra tenía una holgura enorme por más que la aseguraras. Por un momento, te sientes Katharine Hepburn, en una de las pocas cosas en que uno no quiere parecerse a ella.

      – La lógica se ha impuesto y Blackmagic ha añadido un EVF -como accesorio- en esta cámara -aparte del consabido monitor lateral, de 5 pulgadas en esta ocasión. Se trata de un OLED de alta definición, pero sigue resultando diminuto y poco preciso para fiarse del peaking cuando se rueda a 4K. Puestos a gastarse 1465€ más en él, probablemente un Gratica o algún otro modelo parecido sea más apropiado para sacarle partido a esta cámara.

      – Las conexiones son las adecuadas incluyendo SDI 12G y la conexión de audio (dos entradas XLR a 48V) permiten la alimentación phantom de rigor. Su posición, perpendicular al panel superior trasero del cuerpo puede ser un pelín incómoda cuando el operador esté usando el asa para según que planos bajos pero el reducido espacio del cuerpo no dejaba otra opción, según me contaron. El modelo definitivo estará a la venta, previsiblemente, en julio.

      – Así como pueden no ser estrictamente necesarios en una cámara que vaya a ir sobre trípode de forma regular, si fabricas una cámara “run & gun” pensada para ir al hombro y rodar con velocidad no consigo entender el motivo por el cuál, en 2015, no incluye filtros ND internos. Incluso sin ellos esta cámara “ultra económica” viene a costar 6860€ (con montura EF) o 7413€ (con montura PL) añadiendo el coste de sus propios accesorios -los imprescindibles- si quieres que sea útil. Por ese precio ya puede ser muy bueno su sensor y la imagen resultante porque la Sony PXW-FS7 -por mencionar el modelo más parecido de la competencia- la supera en todo lo demás y no es más cara en absoluto.

Algo tendrás que decir a todo este despropósito ¿no?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s