La Liturgia

He aquí las distintas y pintorescas fases por las que pasan los típicos aficionados al fútbol cada vez que ven un partido de la selección nacional por TV resumidas en minuto y medio.

He aquí las distintas y pintorescas fases por las que pasan los típicos aficionados al fútbol cada vez que ven un partido de la selección nacional por TV resumidas en minuto y medio (VÍDEO).

Los seres humanos tenemos la peculiar costumbre de repetir una y otra vez los mismos patrones en aquellas acciones que realizamos con frecuencia. Un observador avispado puede darse cuenta de esto en cualquier esquina. Para cada actividad existe un manual no escrito de parámetros inconscientes que insistimos en obedecer. Es prácticamente una liturgia, y para que quede claro a qué me estoy refiriendo sirva de ejemplo este pequeño sketch rodado de prisa y corriendo para la ocasión.

Los fotógrafos y los operadores de cámara tampoco nos libramos de caer en cierto tipo de rituales a la hora de adquirir nuevos equipos. Por regla general los pasos que damos son:

1. Acudir a una presentación del fabricante del equipo en cuestión.

Ese momento de "exaltación de la amistad" que surge en todas las presentaciones...

Ese momento de “exaltación de la amistad” que surge en todas las presentaciones…

2. Intercambiar experiencias, chascarrillos, despropósitos, proyectos y lamentos con otros asistentes al evento a los que ya conocíamos previamente (es decir, a todos los demás porque siempre somos los mismos).

3. Pensar cuánto nos gusta el equipo (suele ser MUCHO), cuándo nos gustaría adquirirlo (suele ser YA), cuánto lo necesitamos (suele ser muy discutible) y cuánto nos podemos permitir pagar por el mismo (suele ser NI UN PUTO EURO).

4. De alguna manera, sacando dinero de debajo de las piedras y transcurrido un tiempo indefinido, adquirimos el equipo (en la tienda más barata que encontramos) que incluye un manual de instrucciones en chino simplificado que -de todos maneras- no pensábamos leer.

5. Nos damos cuenta de que no nos vendría mal un cursillo de manejo del equipo en cuestión y que los que nos lo vendieron tampoco saben chino simplificado.

6. Leemos en Internet que alguien va a dar un curso sobre manejo del dichoso equipo de marras en una ciudad a solo 400 kms. de nuestra residencia habitual por un módico precio de tropecientos mil euros.

7. El curso lo imparte nuestro vecino de enfrente que no sabe más de lo que nosotros ya hemos averiguado mediante el método de ensayo y error, pero tras haber logrado traducir una única página del manual de instrucciones (esa que pone “gracias por adquirir un producto de…” y poco más) está llegando a fin de mes.

8. Acabamos haciendo todo tal cual lo hemos leído en un foro de internet en el que encontramos mil explicaciones diferentes del motivo que produce que todo nos salga como el culo (todas ellas contradictorias).

9. Terminamos frustrados, haciendo lo que podemos, entregando trabajos muy por debajo de nuestras posibilidades y justificándonos con la frase “por lo que pagan, ya les vale como está”.

10. Cuando hemos conseguido conciliar el sueño con un flujo de trabajo lento y farragoso, llega el momento en que -a mitad de una sesión o rodaje- algún componente del equipo falla de la peor manera posible (al día siguiente de caducar la garantía) y de nuevo el origen del error está claramente explicado en el manual en chino simplificado.

De modo que, terminamos teniendo lo que parece una gran idea. Sustituir el puto equipo por uno nuevo… y volvemos al punto número 1.

Una verdad incómoda.

Una verdad incómoda.

Todo este proceso no nos ayuda en absoluto y suele llevarnos a la deprimente conclusión que vemos en la camiseta de la imagen superior.

Pero esto no tiene por qué ser necesariamente así. A partir de ahora hay un lugar donde podréis romper con los absurdos rituales que hemos seguido hasta ahora, y se llama… (redoble de tamboressss) “Malévolo“. Un espacio en el que podemos satisfacer cada una de las necesidades que no han quedado cubiertas hasta ahora. ¿Cuáles son los motivos que me llevan a decir esto tan alegremente?

1. Malévolo tiene una tienda física y online con precios muy competitivos fundada por un conjunto de profesionales del sector. Detrás del mostrador no hay comerciales intentando vendernos ninguna moto. Conocen nuestros problemas y saben responder lo que realmente queremos averiguar en cada caso.

2. Malévolo abarca tanto fotografía como vídeo, en especial equipo profesional (incluyendo cámaras de cine). Lo que no encuentres en la tienda se puede solicitar y obtener en 24 horas.

3. Malévolo solo adquiere sus productos de los proovedores y fabricantes oficiales. Nunca te supondrá ningún problema ni la garantía ni el idioma del manual de instrucciones.

4. Malévolo ofrece servicio posventa personalizado de resolución de dudas por el precio de cada compra. Incluyendo atención directa en su local one on one, de modo que un profesional resolverá cara a cara tus dudas (y solo las tuyas) de manera individual en su zona chill-out, donde además podrás tomarte un café o una cerveza mientras te atienden.

5. Malévolo concede la máxima importancia a su área de formación (‘Aula Malévolo’), donde se realizarán presentaciones de nuevos productos y se impartirán cursos, talleres y seminarios que abarcan todos los ámbitos de nuestro sector y que -estructurados con sentido de continuidad y coherencia- van desde niveles de aprendizaje básico a los más avanzados.

Para ello contarán con colaboradores externos en cada materia entre los que se incluye un servidor. Algunos cursos se ofrecerán como valor añadido a la compra (sin coste). Y puedes escribirles para sugerir nuevos temas susceptibles de impartirse en su aula o a través de vídeo-tutoriales.

6. Malévolo te permite hacerse miembro de su propio club (‘Mundo Malévolo’). La pertenencia proporciona ventajas tales como acceso a vídeos premium en la web, descuentos y ofertas especiales en compras, cursos y eventos y actividades organizadas en exclusiva para socios.

7. Malévolo también es un espacio de networking. De modo que puedes solicitar su aula para encuentros, charlas y seminarios de asociaciones, grupos o agrupaciones de aficionados y/o profesionales de la imagen.

8. Malévolo organiza para ti eventos relacionados con la fotografía o el vídeo, bien en su propio local (área chill out, área de formación y terraza) como en colaboración con otros espacios de networking de Madrid.

9. Malévolo planifica jornadas, rutas y viajes relacionados con la fotografía y el vídeo.

10. Malévolo colabora en la difusión de festivales (como Fotogenio), el patrocinio de retos de aventura y participa en proyectos de varias ONG alrededor del mundo.

Malévolo se inaugurará oficialmente a mediados de diciembre, pero ya está abierto para todos aquellos que queráis aprovechar sus ventajas aunque aún no funcione a pleno rendimiento. Todas estas razones me llevan a recomendaros hoy en el blog que le echéis un vistazo a su web (tened en cuenta que aún no la podréis disfrutar en todo su esplendor hasta la inauguración, pero os dará una idea de en qué consiste) y consultéis directamente cualquier pedido vía telefónica. Lo mejor que podéis hacer es visitar el espacio (situado en la calle General Ricardos, 96) si estáis en Madrid y tenéis oportunidad. No os arrepentiréis.

Estos son los datos de contacto:

Tfnos: 91 225 90 89 (Tienda)

               91 225 83 31 (Producción)

Correos: desenfocado@malevolo.com (Producción)

                     tienda@malevolo.com (Tienda)

                     mundo@malevolo.com (Mundo Malévolo)

                     formación@malevolo.com (Aula Malévolo)

Anuncios

12 pensamientos en “La Liturgia

  1. Muy interesante, espero que les vaya bien, por lo que dices sólo les falta una bolsa de trabajo para ayudarte a amortizar el equipo que les compras, eso si que sería servicio post venta,je,je

  2. Enhorabuena a los responsables de la iniciativa “Malévolo”. Me parece un acierto combinar mercado con educación y formación, entre otras cosas… ¡Mucha suerte y éxito!

  3. Pingback: Un vistazo a la Sony NEX EA50 « Julio Gómez

  4. Pingback: Cursos específicos de manejo de cámara « Julio Gómez

  5. Pingback: Máster en producción de documental, reportaje y nuevos géneros audiovisuales multiplataforma en la UEM « Julio Gómez

  6. Pingback: Tutto Grau: Limpieza de cuerpo, óptica y sensor | Julio Gómez

Algo tendrás que decir a todo este despropósito ¿no?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s