TuttoGrau: Fuentes de iluminación Dedolight (3ª parte): Antorchas LedZilla® e iRedzilla®.

LedZilla®

El consabido “boom” de la grabación de vídeo con DSLR ha tenido una serie de consecuencias que podríamos definir como colaterales. Una de las más recurrentes y absurdas es que se ha extendido la idea de que cualquier cámara de vídeo actual -por el mero hecho de ser actual- debe proporcionar una imagen cristalina y limpia de ruído con altísimas ganancias en situaciones con muy poca iluminación ambiental (todo ello sin discriminar por tamaños de sensor). Ya decía Talleyrand que «lo que no puede ser no puede ser y además es imposible» y la física le da la razón empecinadamente. Con sensores de 1/3″ o 1/2″ no se pueden exigir milagros. Y el rodaje de reportaje, naturaleza o ENG requiere una versatilidad que una DSLR, por sí sola, no nos va a dar.

Comparativa entre tamaños de sensor. El tamaño IMPORTA.

A causa de todo lo dicho muchos operadores consideren que las antorchas son una reliquia del pasado que debe ser desterrada. Nada más lejos de la realidad. Las antorchas siguen siendo tan necesarias como los flashes (otro accesorio deshechado por muchos erróneamente y que se debe utilizar para iluminar, no para alumbrar). Ahora bien, las antorchas tradicionales que necesitaban una batería externa y que a los 40 minutos ya habían cambiado de temperatura de color solo tienen cabida a día de hoy en un museo. La iluminación por medio de LED hace tiempo que se ha instalado de forma predominante entre las antorchas de la mayoría de fabricantes con resultados bastante desiguales, sobre todo en términos de colorimetría y direccionalidad. Hablando en plata, la mayoría de las opciones disponibles son una chapuza inmunda.

El benjamín de Dedolight: la antorcha LedZilla®.

Y, por repetitivo que suene en este blog donde me paso la vida alabando sus virtudes, lo cierto es que los modelos de Dedolight destacan muchísimo sobre el resto. Como era de esperar, suyas son las antorchas LED más eficientes del mercado y su rendimiento es muy superior al de otras opciones disponibles.

Rendimiento de color de la LedZilla®.

Su combinación de un único LED con las lentes asféricas les permite variar el ángulo de foco de 4 a 56 grados, cosa que ningún otro LED puede hacer. Y disponen de tres modelos: el LedZilla®, antorcha estándar y dos iRedZilla®, antorchas de infrarrojos.

LedZilla® con sus correspondientes filtros. A la derecha, el difusor.

En el caso del la LedZilla® podemos convertirla de luz día a tungsteno con un sencillo filtro incorporado. Su rendimiento de color y la distribución del mismo es más limpia que cualquier otro LED de similares características. Como el consumo es de solo 8 vatios, la batería de serie puede llegar a durar hasta 330 minutos sin paradas de ningún tipo y si reducimos su intensidad al 50% el consumo también se reduce a la mitad obteniendo 660 minutos de operación ininterrumpida.

Pero el auténtico colmo de la versatilidad de esta antorcha es el que nos permiten sus accesorios. A saber:

P&P iluminados con un Ledzilla con tubo difusor incorporado.

Un tubo difusor de 20 cms.

LedZilla® con tubo difusor.

Ideal para áreas pequeñas y sin espacio, como por ejemplo un coche de noche. Puede acompañarse de modelador de luz de quita y pon con banderas de plástico.

Una caja difusora de 12 cms.

Caja difusora de luz día

Sirve como luz de relleno, no deja a los actores ciegos ni implorando piedad y por lo tanto es perfecto para primeros planos. Además permite acoplarle el filtro de conversión a tungsteno.

Una linterna china de 14 cms.

Linterna China

Para distribuir una luz agradable de forma totalmente uniforme. Es el accesorio indicado para convertir nuestra pequeña antorcha en la fuente de luz base.

Intensidad de la irradiación de luz en las posiciones de haz más abierto y más cerrado de una LedZilla® así como la distribución espectral de la luz.

No olvidemos que la misma ranura para el filtro de conversión a tungsteno también permite colocar gelatinas. Así podemos conseguir casi cualquier efecto de color.

iRedZilla®.

En cuanto a los iRedZilla®, se trata de dos antorchas infrarrojas de similares características a las LedZilla® (incluyendo el ángulo de foco y la salida de luz), y que resultan ideales para grabaciones nocturnas, de naturaleza, de vigilancia o sencillamente para el infame “edredoning”. Su consumo es incluso menor (6 vatios).

Existen dos modelos diferentes de iRedZilla®, para longitudes de onda de 890 o 990 nm según nuestras necesidades específicas. De este modo, es posible iluminar hasta a 40 metros de distancia.

Un servidor iluminado con una iRedZilla® sin difusor.

Todas las antorchas de Dedolight permiten tres tipos de baterías de serie:

• NP-F550 7.2 V, 2000 mA, (105 minutos).

• NP-F750 7.2 V, 4000 mA, (210 minutos)

• NP-F950 7.2 V, 6000 mA, (330 minutos)

Intensidad según las longitudes de onda en una iRedZilla®.

Intensidad de la irradiación de luz en las posiciones de haz más abierto y más cerrado de una iRedZilla®

Tanto la LedZilla® como la iRedZilla® pueden emplearse con baterías Li-On de Canon, Sony o Panasonic con el adaptador correspondiente así como con baterías Anton Bauer, cargadores de mechero o cinturones de baterías.

Y todo ello lo podéis ver en acción en el siguiente tutorial:

MÁS VÍDEO-TUTORIALES PARA MASOQUISTAS.
Anuncios

Algo tendrás que decir a todo este despropósito ¿no?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s