Sin (apenas) novedad en el frente: Canon EOS 600D y 1100D

Canon ha presentado hoy de forma simultánea dos nuevas DSLR dentro de su gama de iniciación,  la EOS 600D y la 1100D. El cambio entre la EOS 1000D y su sucesora es importante, pero no revolucionario. En la EOS 600D las novedades con respecto a la 550D son poquísimas y de poca enjundia pero en cualquier caso voy a reseñarlas brevemente.

Pantalla orientable

El primer cambio significativo es el empleo de una pantalla orientable LCD de 3 pulgadas y 1040000 píxeles de resolución. Es decir, básicamente, la misma pantalla LCD que en la EOS 60D convirtiéndose en la tercera dentro de las DSLR de Canon en presentar dicha resolución. Esta es una buena noticia para los operadores que tengan que lidiar con presupuestos muy limitados y no se puedan permitir un visor electrónico, aunque evidentemente no solventa los problemas de reflejos, falta de asistente de enfoque, exposiciones incorrectas y visibilidad del ruido termal.

El sensor APS-C de la EOS 600D

El sensor de la EOS 600D repite los 18 megapixeles de la EOS 550D y su gama de sensibilidades (de 100 a 6400 ISO, ampliable a 12800 ISO). Otras funciones también se repiten, como la velocidad en ráfaga (3,7 fps). Las capacidades de grabación en vídeo son idénticas. Mismo codec, mismas velocidades. Hasta aquí la EOS 600D parece una 550D con pantalla orientable y poco más.

La mayor parte de las novedades radican en las “opciones creativas” de la cámara, que ya hicieron su aparición hace unos años con el modo CA (Creative Auto) y que ahora se expanden sobremanera. Con ellas, Canon pretende reducir definitivamente distancias entre las funciones de sus cámaras compactas y las de sus DSLR de iniciación, llenas de multitud de mensajes de asistencia que parecen destinados a que nunca aprendas lo que es una abertura de diafragma o una velocidad de obturación, sino simplemente a que sepas que mover tal o cual dial a la derecha te dará más o menos luz, una imagen más nítida o más borrosa etc…

No nos engañemos. Ni todo el mundo quiere ni necesita saber los fundamentos básicos de la fotografía para disfrutar de una DSLR. Pero la cantidad de menús y funciones automatizadas de las DSLR de iniciación requieren que el usuario le dedique al manual de instrucciones más tiempo del que llevaría aprender dichos fundamentos. De modo que a veces estas loables intenciones terminan rozando el ridículo.

Modo de Escena Inteligente Automática

La primera de todas las nuevas funciones de la 600D es el modo de escena inteligente automática, en el cual la cámara determinará de forma bastante precisa los ajustes de foco, luminosidad, flash y temperatura de color según el tipo de escena a fotografiar.

Guía de funciones, en este caso mostrando la prioridad de abertura.

Más esclarecedora es la “Guía de funciones” que nos indicará en cada ajuste del dial de modos cuál es el significado de la opción escogida. Esto en el supuesto de que queremos dar un paso más allá del modo de Escena Inteligente. Para el usuario con el suficiente interés puede que sea una forma de que le pique el gusanillo de la fotografía y  le lleve a preguntarse en qué se basan las nociones más elementales de este arte.

Modo "Basic +"

El modo “Basic +” (léase “basic plus”) juega con los ajustes de la luminosidad y la temperatura de color para conseguir diferentes aspectos a partir de la misma imagen. De nuevo otra característica habitual desde hace mucho en las cámaras compactas que entra ahora en las gamas bajas de DSLR de Canon.

Otros efectos creativos incluyen la posibilidad de que nuestra flamante DSLR esté a la última cambiando el aspecto de las estupendas fotos que estas cámaras nos permiten hacer para que aparenten estar hechas con una cutre Lomo de mierda (efecto “cámara de juguete”, o el daño que ciertas modas absurdas hacen a veces) o realizadas con un objetivo “ojo de pez” (sin duda una función que garantizará unas risas al usuario… hasta que se canse, claro).

Efecto "Cámara de juguete", una forma demasiado benevolente de imitar la imagen que nos daría una Lomo. Para gustos, hay horrores.

Efecto "Ojo de pez" bajo

Efecto "Ojo de pez" estándar

Efecto "Ojo de pez" fuerte

En lo que respecta al vídeo, aparte de la aplicación de estas opciones creativas, las novedades se reducen a dos. La primera es el modo “Vídeo Snapshot”, que nos permite grabar planos de corta duración (a elegir entre 2, 4 y 8 segundos) con los que la cámara elaborará su propio montaje rápido con la música que queramos añadir. Es decir, una edición automática para aquellas personas que no quieran pasar tiempo delante de un ordenador aprendiendo a montar o a emplear el lenguaje cinematográfico. De este modo muchos más usuarios podrán grabar vídeo de vídeo sin complicarse la vida, así como enseñar los resultados a sus amigos sin que estos soporten torturas de horas de duración. Es indiscutible el pragmatismo de esta función (casi tanto como la imposibilidad de obtener ningún vídeo realmente bueno a partir de ella).

Vídeo snapshot

La otra novedad en vídeo es la posibilidad de emplear un zoom digital. Una vez más facilitará la vida al usuario que no tiene que estar intentando que el zoom de una óptica fotográfica sea fluido y uniforme. Lo más importante de esta función es el hecho de que no reduce la resolución de 1920×1080 al emplearse, de modo que promete ser algo que se añadirá más tarde o más temprano a toda la gama.

Transmisor integrado de Speedlite

La EOS 600D incorpora también un transmisor integrado de Speedlite que, al igual que ocurre en las EOS 7D y 60D, consiste en el control de flashes a distancia por medio de infrarrojos.

En cuanto al manejo, lo primero que se nota al tocar esta cámara es que el material empleado en la carcasa está ligeramente mejor moldeado que el de la 550D. Da mejores sensaciones al tacto y la empuñadura se agarra con más firmeza y seguridad.

¿Justifica el cambio de la carcasa, la pantalla orientable y lo que solo puedo calificar como una “mera actualización de firmware”,  el nacimiento de un nuevo modelo de cámara?

Habrá quien considere prematura su aparición. Eso es opinable. Esta no deja de ser una excelente cámara DSLR de iniciación y sigue estando por delante de su competencia más directa en más de un sentido, pero ateniéndonos a los datos hay un hecho irrefutable: La 600D supone el lanzamiento menos innovador en toda la historia de EOS (que surgió allá por 1987).

La benjamina de la gama EOS, la nueva EOS 1100D, si supone algún que otro cambio relevante con respecto a su predecesora.

El sensor APS-C de la EOS 1100D

Su nuevo sensor de 12 megapíxeles permite trabajar con una gama de sensibilidades de 100 a 6400 ISO. Con esta cámara se abandona definitivamente el procesado de color a 12 bits, con lo que toda la gama EOS trabaja a 14 bits (sea cual sea la velocidad de ráfaga, algo que no todos los fabricantes pueden decir). Los puntos de enfoque han pasado de 7 a 9 y la pantalla de 2,5 a 2,7 megapixeles.

Por descontado, la mayor novedad es la incorporación de vídeo HD. No hay que esperar, sin embargo, grandes alardes en un modelo de entrada de gama. La resolución es de 720p. Sólo permite dos velocidades y la exposición es automática (permite compensar y poco más). La baja resolución del LCD (230.000 pixeles) tampoco facilita en absoluto el enfoque manual.

EOS 1100D con el nuevo EF 18-55mm

Además de estas dos cámaras, Canon ha presentado un nuevo objetivo EF 18-55mm y dos flashes. La actualización del Speedlite 270 EX y un nuevo modelo (el Speedlite 320 EX) con número guía de 32 y una pequeña antorcha de vídeo incorporada.

60 millones de objetivos EF

Por último, Canon ha anunciado que las ventas de sus objetivos EF han superado ya los 60 millones de unidades (hace tan solo 11 meses que superaron los 50 millones). Se ve que la crisis no afecta a según qué cosas. Para celebrarlo ha desvelado dos nuevos objetivos telefoto: el EF 500mm F/4L IS II USM y el EF 600mm F/4L IS II USM (y una ristra de cámaras compactas).

A partir de hoy hay dos opciones más para crear contenidos audiovisuales. No suponen ningún cambio importante, sino más bien una continuidad absoluta en la línea DSLR de Canon. Como de costumbre, lo importante sigue siendo lo que se cuenta y no con qué, pero nunca viene de más tener un abanico de herramientas amplio a mano.

Anuncios

2 pensamientos en “Sin (apenas) novedad en el frente: Canon EOS 600D y 1100D

  1. Pingback: Tweets that mention Sin (apenas) novedad en el frente: Canon EOS 600D y 1100D « Julio Gómez -- Topsy.com

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Algo tendrás que decir a todo este despropósito ¿no?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s