Y al décimo octavo mes se actualizó… ¡Aleluya!

La agresiva campaña publicitaria de Canon con motivo de la última actualización de firmware de la EOS 5D Mark II

Se ha hecho de rogar. Desde hace un año y medio los usuarios de la Canon EOS 5D Mark II esperaban como agua de mayo este momento. Pues bien, por fín ha llegado la actualización más deseada para todos los propietarios de este modelo en concreto. Ya es posible grabar ajustándolo a las cadencias de 24 y 25p. Algo que el fabricante nos recuerda a bombo y platillo por medio de una campaña publicitaria de dudosa estética y creatividad, pero que a todas luces resulta efectiva.

Ahora bien, ¿qué ventajas reales nos reporta esta posibilidad?

Para empezar, nos ahorramos el tedioso y nada práctico proceso de conformado de las imágenes grabadas a 30p para adaptarlas a los estándares europeos de emisión. El conformado por software (incluso el más eficiente) conlleva con casi total seguridad la aparición de artefactos en la imagen (imágenes fantasma) inexistentes previamente y el agravamiento de los ya existentes.

Cadencias de grabación

Pero no es esa la única ventaja. Aunque 25p es el estándar de emisión en televisión para toda Europa (algo a tener muy en cuenta si queremos que nuestro trabajo llegue a un público amplio a través de un canal de TV) la grabación a 24p es la que más se aproxima a la experiencia de la visión humana típica, por dos motivos:

1º Un motivo fisiológico,

nuestra percepción del desplazamiento de objetos y sujetos en el espacio tridimensional se traduce en el concepto de “movimiento”. Este concepto descansa sobre una ilusión óptica conocida como “Fenómeno Phi“, en virtud de la cual la percepción del movimiento contínuo se produce cuando el cerebro debe procesar al menos 45 imágenes fijas por segundo. La proyección habitual en una sala de cine se realiza a 24 fps, repitiéndose cada imagen dos veces (dando un total de 48 imágenes por segundo). En la mayoría de los receptores de televisión actuales, existe un proceso conocido como “Frame buffering” que permite adoptar esa misma cadencia (24 imágenes por segundo) y que gracias al refresco de la pantalla (de 50, 60, 100 o hasta 200 Hz) posibilita que se produzca el referido fenómeno phi. Un cambio -por mínimo que sea- en dicha cadencia acompañado de ángulos de obturación muy reducidos provoca el consabido efecto de staccato que con tanta habilidad se emplea en determinadas secuencias de acción habituales en diversos formatos de ficción.

Imagen de la serie de HBO "The Pacific", ejemplo magistral de cómo el staccato puede ser una opción creativa pertinente. En palabras de Stephen Windon, director de fotografía de cinco de los episodios (de un total de diez): "Hemos hecho cambios sutiles en la velocidad de fotogramas, desde 21 o 22 fps a incluso 27 o 28, a veces combinados con ángulos de obturación de 45 a 90º. De esta forma, lográbamos una intensidad única con efectos de staccato como cuando un mortero ha disparado, enfatizando el giro de la cabeza o el centelleo de un ojo".

2º Un motivo cultural,

para bien o para mal, incluso cuando desde hace varias generaciones la educación visual en nuestra civilización se ha realizado en su mayor parte a través la Televisión (y últimamente de Internet), seguimos asociando de forma inequívoca una calidad de imagen superior con la proyección cinematográfica (asociación a veces infundada, aunque mayormente razonable). De ahí que la cadencia de 24 imágenes por segundo vaya acompañada por la identificación mental de dichas imágenes en movimiento con una pátina de calidad sin parangón en otro tipo de cadencias. El Hombre es un animal de costumbres.

Para facilitar el uso de esta cadencia en TV, la verdadera velocidad está fijada a 23,98 fps (estándar NTSC). La cadencia real de cine sigue quedando relegada a un segundo plano entre las opciones de estas cámaras, pero esta situación en concreto es un problema común a la mayoría de las cámaras de vídeo, y la diferencia es mínima.

Es cierto que, a diferencia de lo que ocurre con las EOS 550D, 7D y 1D Mark IV, no podemos emplear cadencias de 50 y 60p, adecuadas para tomas de acción fluidas y cámaras lentas con cierto nivel de detalle. Es probable que -con un sólo procesador y un sensor mayor que todos los demás modelos- esta opción pudiera provocar un calentamiento rápido y excesivo del sensor de la cámara.

A falta de un monitor en forma de onda y un vectorscopio bienvenido sea el histograma que ahora podemos consultar durante la grabación de vídeo. Fundamental a la hora de discernir en qué momentos es conveniente sobreexponer o subexponer ligeramente la imagen para obtener los mejores resultados de visibilidad y limpieza en el producto final.

Resulta asimismo muy útil poder emplear por fin las prioridades a la abertura (Av) y a la velocidad de obturación (Tv) durante la grabación de vídeo.

La otra novedad que es bien recibida en el mundillo de la grabación de vídeo HD-DSLR es el control manual de audio.

Interfaz del control manual de audio

En honor a la verdad no se trata de un control muy específico y preciso. Meramente se puede elegir entre el modo automático y el manual, mostrando este último unos vúmetros elementales y permitiendo elegir entre cuatro posibles niveles de audio (subdivididos hasta un total de 64 pasos que se realizan desde el dial posterior del cuerpo). Y, desgraciadamente, los niveles no pueden alterarse durante la grabación.

Sin embargo, no cabe duda de que este es un avance muy significativo y provechoso para cualquier usuario y facilita muchísimo el empleo de la entrada de audio de la cámara con micros externos.

A todo ello hay que añadir el cambio de la frecuencia de grabación, de 44,1 a 48 Khz, adoptando el estándar profesional de grabación broadcast.

Todas estas características dejan entrever que nos queda EOS 5D Mark II para rato y que aún se pueden exprimir más sus posibilidades.

Para aquellos que tengan dudas sobre cómo realizar la actualización de firmware de la cámara, estos son los pasos que deben seguir:

1º Entrad en esta web.

2º Bajad hasta el final de la página y pinchad en “I Agree”.

Actualización de Firmware. Paso 2.

3º Bajad hasta el final de la nueva página que se abrirá y escoged el sistema operativo que emplea vuestro equipo.

Sistemas operativos a elegir

4º Se descargará el firmware. Un archivo denominado “5d200204.fir”.

5º Formatead una tarjeta Compact Flash (bien en la misma cámara, bien en vuestro ordenador).

6º Con un lector de tarjetas, transferid el archivo “5d200204.fir” a esa tarjeta (IMPORTANTE: No lo pongáis dentro de ninguna carpeta).

7º Cargad completamente la batería de la cámara y una vez la hayáis introducido en la cámara haced lo propio con la tarjeta CF.

8º Id al menú Herramientas III y a la opción “Versión firmware”.

9º Os dirá cuál es vuestra versión actual y preguntará si queréis actualizar. Elegid “OK” y seguid las instrucciones restantes.

10º IMPORTANTE: En ningún caso apaguéis o toquéis ningún botón mientras se realiza la actualización.

18/03/2010:  Canon ha comunicado un error en el firmware de la EOS 5D Mark II (versión 2.0.3) que imposibilita la grabación manual de audio en los modos C1, C2 y C3 del dial de la cámara. Habrá otra actualización en breve que corregirá el problema.

19/03/2010: La nueva actualización de firmware (versión 2.0.4) ya está disponible. El artículo se ha actualizado igualmente y se refiere a esta última versión.

Anuncios

Algo tendrás que decir a todo este despropósito ¿no?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s